REGIUS MANUSCRIPT: The Earliest Masonic Document. Frederick M. Hunter. Reimpr. Kessinger Publ., Kila MT (USA). 96 pgs. 

El punto de vista del conjunto de este cuaderno, es el de una evolución de las "ideas de piedad y libertad", "cristianas", desarrolladas desde unos supervivientes de los collegia fabrorum, que siendo hombres "libres" (no eran siervos) trabajarían por un sueldo digno, ideas revivificadas y reestablecidas en los tiempos de Athelstan (Inglaterra, s. X) y desarrolladas en el mundo anglosajón hasta llegar a la fructificación americana en EEUU con la Constitución, las libertades y la democracia; evidentemente es un punto de vista demasiado particular -escrito por lo demás poco después de la 2ª Guerra Mundial- terminando el cuadernillo por un alegato anticomunista en base a la misma libertad, encarnada en la Masonería. Pero dos cosas hay que destacar a este respecto en lo que continúa el fascículo: una es que quienes destruyeron el cargamento de té en el puerto de Boston en 1773 (The Boston Tea Party: lo que sería el inicio del desencadenamiento de la Guerra de la Independencia de las colonias) debido a las tasas que imponía la metrópoli, eran principalmente masones de la Logia de St. Andrews, disfrazados curiosamente de indios "mohawks", hallándose vinculados al parecer los medios masónicos e independentistas; la segunda y más importante es la mayoría de masones entre los representantes de los estados confederados a la Convención Constitucional de 1787. Esta fue al parecer promovida por el impulso unificador de G. Washington, a partir de una conferencia destinada a establecer un tratado entre los estados relacionado con la navegación por el río Potomac y la bahía de Chesapeake, que devino en convención para remodelar los Artículos de la Confederación (los años de 1783 a 1789 fueron un periodo "crítico" en la historia de EEUU), y que se transformó a su vez en constitucional, en la cual "el pensamiento y las ideas de cinco grandes masones llevaron la convención a la formulación de los principales conceptos del Gobierno Americano, afirmando el autor que "el milagro de la Constitución y la consecución de un gobierno efectivo y duradero es un acontecimiento que constituye una de las piedras de ángulo de la historia moderna" de ese país. Los cinco masones de los que se trata fueron: "Washington, Franklin, Jefferson (no presente en la convención excepto por su gran influencia), Hamilton y Madison. En total, treinta y dos de los cincuenta y cinco delegados eran miembros de nuestra Orden Masónica". 

Otro asunto a destacar son los dos artículos del edicto de Rotario (año 643), referidos a ciertas regulaciones en los contratos de construcción establecidos con los Magistri Comacini, considerando el autor que los reyes lombardos (568-756) salvaron la masonería operativa, refugiada en el noroeste de Italia cuando las invasiones de godos y vándalos. Con respecto a ello, se dice en el Diccionario de D. Ligou: "Si la existencia de los masones "comacinos" [agrupados en 'Colegios'] pudiera ser probada, este grupo podría ser uno de los eslabones que unirían los antiguos collegia a las corporaciones medievales". Por otra parte, se afirma en el mismo libro (pág. 61): "Es un hecho que los antiguos collegia sobrevivieron en el mundo bizantino y que fueron obreros griegos quienes participaron en la edificación de las construcciones carolingias"; lo cual podría arrojar quizá alguna luz acerca de la identidad del enigmático "Naymus Grecus" de la genealogía presente en los Old Charges. 

El Ms. Regius, en traducción libre al inglés moderno de John J. Church del departamento de inglés de la Univ. de Oregón, constituye la primera parte de este cuaderno, la presentación del cual, por el Venerable Maestro de la Research Lodge of Oregon nº 198 está fechada en 1952; se incluía una copia fotográfica del texto original, que está manuscrito en letra gótica, sin embargo en la reimpresión de Kessinger Repr. no se aprecia claramente el texto de la mayoría de las planchas . 

Este manuscrito, el más antiguo de los Old Charges, (c. 1390) fue entregado por el rey Jorge III al British Museum en 1757, es decir que no fue conocido por Anderson, pudiendo observarse que en él la historia sagrada se centra en uno de los orígenes que figuran en los Old Charges: la geometría enseñada por Euclides, que da título al documento y que se identifica con el oficio: "demostraron la geometría y le dieron el nombre de Masonería". Euclides, que "enseñó en Egipto" (Alejandría), en donde "fundó este oficio de geometría", y al que se atribuye la enseñanza de "múltiples y diversos oficios y artes", comenzando por las "ciencias liberales". Aparece en este manuscrito la geometría como séptima y final, lo que se vincula con la posición "polar" de la "Letra G" en el interior de la estrella flamígera, que como se sabe equivale al pentalfa pitagórico; por otra parte, "el 'Dios Geómetra' de Platón se identifica propiamente con Apolo, quien preside todas las artes" (R. Guénon, "Las artes y su concepción tradicional". Mélanges, Ed. Gallimard, París 1976). 

El manuscrito está compuesto en verso, como análogamente lo estarán, dos siglos y medio después, muchos de los más importantes textos alquímicos ingleses, tales los que compondrán el Theatrum Chemicum Britannicum de Ashmole, publicado en 1652. Con respecto a las artes del tiempo y del espacio, y en primer lugar con referencia a la poesía, dice también R. Guénon en el artículo citado: "Las producciones [de las artes fonéticas] están todas constituidas por conjuntos de ritmos que se despliegan en el tiempo; y la poesía debe a su carácter rítmico el haber sido primitivamente el modo de expresión ritual de la 'lengua de los Dioses', o de la 'lengua sagrada' por excelencia (véase "La 'lengua de los pájaros' " en Símbolos fundamentales de la Ciencia Sagrada), función de la cual conservó algo incluso hasta una época relativamente cercana a nosotros, cuando aún no se había inventado la 'literatura'. (...) Los ritmos musicales estaban íntimamente ligados con el orden humano y social y con el orden cósmico a la vez, e incluso expresaban de cierta manera las relaciones existentes entre uno y otro. En las artes plásticas, cuyas producciones se desenvuelven en extensión en el espacio (.) el ritmo, por así decirlo, está fijado simultáneamente en lugar de desarrollarse en sucesión como en el caso anterior. Se lo puede comprender observando sobre todo que, en este segundo grupo, el arte típico y fundamental es la arquitectura"; en la cual, "el ritmo se expresa directamente mediante las proporciones que existen entre las diversas partes del conjunto, y también mediante formas geométricas, que no son en definitiva, desde el punto de vista que consideramos, sino la traducción espacial de los números y sus relaciones". 

Si a todo ello sumamos el contenido del manuscrito, se verá que éste constituye según su manera propia una expresión del "Arte de la Memoria", del retorno al Origen a través del Orden de la Construcción: el Cosmos en la analogía y correspondencia de sus dos versiones macro y microcósmica. J. M. R. 

 
 
 
HOME PAGE
 
ARTICULOS
 
DOCUMENTOS
 
LIBROS
 
 
 
©  G. L. O. L. y A. 2013